Alergia vs. gripe ~ Cooperativa Farmacéutica de Tenerife

sábado, 15 de marzo de 2014

Alergia vs. gripe

Diferencia entre gripe y alergia
Llega la primavera y con ella, comenzamos automáticamente a hablar de alergias. Y ello pese a que, bien lo saben quienes la padecen, la alergia se presenta durante todo el año. 

Una cuestión que preocupa al alérgico, y puede desembocar en un tratamiento erróneo, es la determinación de si los síntomas que padecen son de una gripe o propios de su reacción. Lógicamente nos referimos a las alergias más comunes, a los ácaros, al cabello animal, al polen.

Qué las causa 

La alergia es la reacción del cuerpo ante algo que es detectado como una amenaza, aunque no sea tal. Pero la causa de que el cuerpo reacciones de esa forma no es conocida. Es decir, no su origen o etiología no está suficientemente determinado, si bien existen estudios que dan gran importancia al componente hereditario. Pero no es el único.

La gripe, diferente del resfriado - y a ello dedicaremos una próxima entrada - es es una infección vírica que afecta a la garganta, a la nariz y el pulmón. 

Qué síntomas padecemos

He aquí el problema, puesto que en ocasiones la sintomatología es similar. La diferencia estriba, con frecuencia, en pequeños detalles que sólo un profesional podrá confirmar. Por ejemplo, en el caso de los alérgicos la presencia de los síntomas puede alargarse durante varias semanas si no se toma el tratamiento adecuado.

Por otro lado, además de la secreción nasal continuada, y más aguada, que las caracteriza, las alergias suelen venir acompañadas de picor en los ojos, cuando no existe una manifestación también prolongada de conjuntivitis alérgica.

Algunos síntomas que ayudarán a descartar son la aparición de la fiebre y el malestar general. Cuando sube la temperatura, la alergia queda descartada. Y además, el malestar general es también más propio de las gripes. De ahí que el alérgico se acomode con frecuencia en perder calidad de vida, puesto que salvo en episodios agudos puede hacer vida normal.

Qué tratamientos llevamos a cabo...

Siempre bajo prescripción médica, la gripe se trata mediante paracetamol el ibuprofeno, con objeto de bajar la fiebre. En algunos episodios, o personas con riesgo de complicaciones (mayores, embarazadas, etc.), puede ser preceptiva la toma de anivirales.

En el caso de las alergias, sobre todo en personas muy sensibles ante determinados alérgenos, conviene realizar pruebas para determinar la intensidad de la alergia. Con los resultados, el alergólogo establecerá el tratamiento indicado, que normalmente incluye un antihistamínico, aerosoles y lavados nasales. En determinados pacientes, puede indicarse la vacunación. 

Pero además, sobre todo en el caso de la alergia a los ácaros, es básica la higiene doméstica, especialmente en entornos húmedos y con poca iluminación natural, como la cama o los armarios, en los que normalmente se acumulan.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión. Para nosotros es importante y una herramienta básica para mejorar constantemente.